ESPECTACULO

Error

jueves, 15 de abril de 2021

Pedro Castillo vs. Keiko Fujimori: una segunda vuelta entre dos visiones opuestas para el Estado [ANÁLISIS]

 


Pedro Castillo de Perú Libre y Keiko Fujimori de Fuerza Popular pasaron a la segunda vuelta en unas elecciones marcadas por la gran fragmentación del voto y en las cuales ambas propuestas apenas alcanzan juntas el 32% de los votos válidos. La segunda vuelta pone frente a frente dos visiones para el Estado totalmente opuestas en un momento de grave crisis social, a consecuencia de la pandemia del nuevo coronavirus.

Estos son algunos rasgos diferenciadores entre ambos candidatos y claves de lo que se avecina en la segunda vuelta.

1) Figura regional o política tradicional limeña

Pedro Castillo es un maestro de escuela rural en su natal provincia de Chota, región Cajamarca. En el 2017, fue una de las caras más visibles de la huelga de docentes. El especialista en sociología política David Sulmont indicó que Castillo no es un outsider, debido a que ha estado ligado a la política sindical desde muy joven. “Ha estado teniendo un desempeño a nivel regional, gremial en los últimos años. Que no sea conocido en Lima no quiere decir que no tenga presencia en regiones”, indicó y también recordó que Perú Libre, organización política del candidato tiene como base la organización regional de Vladimir Cerrón, exgobernador de Junín.

Keiko Fujimori pasa por tercera vez a una segunda vuelta. En el 2016, perdió la presidencia por muy poco margen de votos frente a Pedro Pablo Kuczynski, quien luego tuvo una férrea oposición en el Parlamento dominado por el fujimorismo. “No es una candidata nueva, ella representa la continuidad. También tiene la mochila por el tema de acusaciones de corrupción y lavado de activos que pesan sobre ella”, indicó Sulmont. En un escenario de fragmentación, Fujimori pasó a la segunda vuelta con la tercera parte de los votos que obtuvo en el 2016.

2) Visiones antagónicas sobre la economía

El gran tema que los sitúa en orillas muy diferentes es su visión sobre la economía. En su plan de gobierno y en su discurso, Pedro Castillo ha señalado que apoya un rol más activo del Estado sobre la economía e incluso su plan contempla la nacionalización de empresas en sectores estratégicos como la minería, el gas y el petróleo. Keiko Fujimori es defensora del modelo de economía social de mercado fijada en la Constitución de 1993, elaborada durante el régimen de su padre, Alberto Fujimori.

Para el investigador en ciencia política Jorge Aragón, uno de los grandes temas de la segunda vuelta será el económico enmarcado en la Constitución de 1993 y la participación del Estado. “El gran problema de esa discusión es el tema de la pandemia. Esta elección hace cinco años o tres años hubiera estado inclinada a esta idea de mantener la estabilidad económica, en estos momentos donde la salud no funciona, donde la educación no funciona, donde la economía está parada, creo que será una disputa importante, y con pronóstico reservado”, evaluó.

Para Sulmont, el discurso de Keiko Fujimori de defender el sistema tal como está suena contradictorio en un año de pandemia en el que evidentemente ha mostrado fallas. “Tenemos un crecimiento importante, una integración al mercado internacional y una expansión del consumo, pero la pandemia nos ha golpeado. A pesar del crecimiento, no se ha podido reducir la informalidad y tampoco se ha fortalecido las capacidades del Estado. Se han reflejado las series deficiencias de nuestro sistema de salud para atender la emergencia sanitaria o del sistema educativo para acompañar a los estudiantes o incluso del Estado para apoyar de manera directa a la población, a través de la entrega de bonos porque los padrones no están completos”, señaló.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTARIOS